Espionaje Masivo
Espionaje Masivo
28 octubre, 2013
ciber-guerra
Ciberguerra: Seguridad informática en Europa
4 noviembre, 2013
Show all
céntimo sanitario

Imaginen la siguiente conversación:

– Disculpe: ¿Usted está a favor de que todo el mundo pueda tener sanidad?

– Claro que si.

– Y también estará a favor de la conservación del medio ambiente.

– Por supuesto.

– Por tanto, usted tiene que ver correcta la aplicación del céntimo sanitario, ¿verdad?

En éste punto, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea respondería que no.

El céntimo sanitario fue un impuesto indirecto que se creó para que las comunidades autónomas pudieran disponer de más fondos para administrar la competencia de sanidad, que está cedida a todas las Comunidades Autónomas, pero eso no significa ni que todas las Comunidades Autónomas lo tengan que aplicar, ni que sea la única forma posible para financiar la sanidad.

El céntimo sanitario es, en sí, un brillante producto de marketing, poca gente estaría a favor del céntimo para comprar armas o del céntimo para pagar el rescate bancario, pero ¿quién no estaría a favor de dar SÓLAMENTE UN CÉNTIMO para pagar la sanidad?. Pero es que el céntimo sanitario contiene dos mentiras:

La primera mentira es que no es un céntimo, sino que al ser un impuesto autonómico, varía según la autonomía, así encontramos que mientras que en Aragón, La Rioja y  País Vasco, no pagan nada, en Madrid pagan 1,7 céntimos por litro, y los habitantes de Andalucía, Baleares, Cataluña, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia y Valencia pagan 4,8 céntimos por litro, por lo que un murciano o un andaluz que quiera llenar el depósito de 50 litros de su coche pagará dos euros y cuarenta céntimos más por depósito.

La segunda mentira es que el céntimo sanitario no sólo financia la sanidad, sino que financia a toda la administración, porque aunque es cierto que el céntimo sanitario tiene destino finalista y debe de ir a sufragar la sanidad y el medio ambiente, eso hace que las Autonomías puedan dedicar otros recursos a otras políticas públicas, por lo que indirectamente, lo que se está haciendo es financiar todos los gastos de las autonomías, porque son las autonomías las que controlan (dentro de unos márgenes) su presupuesto.

Por tanto, si la Generalitat Valenciana decide gastarse 39 millones de euros en el Gran Premio de Valencia y no en sanidad, no puede decir que necesita el céntimo sanitario para pagar la sanidad, porque podría haberse gastado el dinero de la Fórmula 1 en sanidad y no necesitaría el céntimo sanitario.

Así, el Tribunal Europeo de Justicia ha alegado que el impuesto no tiene ninguna finalidad específica más allá de la de recaudar más, que el céntimo sanitario supone un doble gravamen y que España tendrá, como mínimo, que dejar de aplicarlo, y posiblemente, devolver lo recaudado.

José G.V. Consulpes.com
José G.V. Consulpes.com
Director de comunicación y análisis en Consulpes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *