Consultoría Política

Los servicios de consultoría política no son abstracciones, ni servicios difusos, sino que son servicios concretos que van a conseguir lograr que usted y su organización consiga sus objetivos de la manera mas eficientemente posible.

La consultoría política no es un servicio exclusivo de partidos políticos, sino que es un tipo de consultoría que esta dedicada a todos los actores que se dedican de una manera u otra a la política, así, cualquier organización que haga política en cualquiera de sus formas, gracias a la consultoría política, logrará que sus resultados se consigan de una manera más rápida y más ajustada a sus fines que si no la utilizara.

Si esta usted o su organización planteándose la contratación de un servicio de Consultoría Política, debería de hacerse las siguientes preguntas:

  •  ¿Mi comunicación política tiene una línea argumental bien establecida que corresponde a un plan previamente trazado?
  • ¿Soy capaz de influir en la agenda de los medios (agenda setting)?
  • ¿Mi línea argumental responde a todas las demandas que la sociedad pide a una organización política?
  • ¿Mi comunicación política está llegando a todos los sectores de la sociedad?
  • Dentro de los sectores a los que llega mi comunicación política, ¿estoy consiguiendo que estos sectores se adhieran a mis propuestas?
  • ¿Estoy optimizando todos los recursos disponibles a mi alcance?
  • ¿Llevo algún tipo de control del impacto que tiene mi comunicación política en la sociedad?

 Desde Consulpes trabajamos para que todos nuestros clientes puedan responder afirmativamente a éstas y a otras cuestiones, porque la política no es únicamente el juego partidista, sino que la política es la regulación de los conflictos, y en Consulpes vamos a trabajar para que cualquier conflicto se resuelva de la manera más adecuada para nuestros clientes.

Consulpes conseguirá que todas las respuestas negativas que haya dado ante este pequeño cuestionario se conviertan en afirmaciones, la consultoría política hará que consiga enfrentarse con éxito ante todos los sucesos que se den en el ámbito de la política.